septiembre 28, 2020

Clarke es traicionada en el capítulo 3 de Los 100 temporada 7

clarke los 100

Si todavía no has empezado a ver la séptima temporada de Los 100 no sigas leyendo. Las próximas líneas poseen spoilers.

Los 100 temporada 7: repaso al capítulo 3

‘Falsos Dioses’, el capítulo tres de la temporada 7, traslada nuevamente al espectador a Sanctum, tras el cambio de escenario que se vivió en ‘El Jardín’ (7×02) y toda la trama de los saltos en el tiempo y nuevos planetas.
Si bien las nuevas tramas que han surgido esta última entrega semejan bien interesantes, el autor de la ficción Jason Rothenberg no se olvida de la ubicación que movío los hilos en la época 6: Sanctum. Por esta razón, el tercer episodio estará acaparado por sus misterios y por todas y cada una de las bandas que conviven juntos en esa “ciudad”.

Clarke (Eliza Taylor) sostiene una profunda charla con Gaia (Tati Gabrielle), quien la ayuda a pasar el luto por su madre y sepultan juntas el anillo de casada de Abby (Paige Turco) y la llama de la comandante. Mas, la llegada de Indra a la charla baja de las nubes a la protagonista y la recuerda la ejecución de Russel (JR Bourne), quien es manipulado por Seiheda (el comandante de la muerte) por medio de su dispositivo mental.

Cuando daba la sensación de que esa iba a ser la única acción esencial, Raven (Lindsey Morgan) descubre un reactor nuclear que nutre a Sanctum, y no está marchando como debería. Si no baja los niveles de radiación todos y cada uno de los presentes van a morir abrasados. Para esto recluta a 4 personas, 2 han de ser Natblida (sangre negra).

Emori (Luisa D’Oliveira), Murphy (Richard Harmon), Raven y un preso de la Elisius, Hatch (Chad Rook). Mas ya antes de formar este variado conjunto, Clarke solicitará a Maddie que solicite a alguien de Wonkru que asista en esta misión, mas la excomandante desvela a su pueblo que ya no tiene la llama y se genera la primera brecha.

Por una vez Raven va a hacer de Clarke y deberá decidir qué es mejor para todos exponiendo la vida del resto. Hatch revela a Murphy que y su mujer Nikki (Alaina Huffman ) erán ladrones de diamantes hasta el momento en que un día hurtaron un banco y mataron a todos y cada uno de los rehenes. El preso de la Elisius termina muriendo por la radiación mas siente que ha hecho lo adecuado. Mas, quien no opina lo mismo es su mujer, que da una tunda a Raven por lo ocurrido. ¿Va a ser una de las nuevas amenazas?

Mientras, Russel, o bien mejor dicho Seiheda, procura manipular a los habitantes de Sanctum y intentar que se pongan contra Clarke y se revelen contra ella. Un disparo desde la multitud cara el falso dios hace que se postergue la ejecución, mas lo sorprendente es que muestra la confabulación de Jordan y el apoyo a Russel. Semeja que a Clarke no paran de caerle nuevas amenazas y traiciones entre los suyos.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: