septiembre 25, 2020

La Pasión de Cristo: las cosas extrañas que sucedieron en su grabación

passion-of-christ

Los raros sucesos durante el rodaje de la película

La película de La Pasión de Cristo, que se extendió por la taquilla en 2004 en la mitad de polémicas y encomios, ha dado mucho de qué charlar no solo por su impacto al rememorar el tormento que Jesús padeció cuando fue crucificado, sino más bien por los extraños acontecimientos que tuvieron sitio a lo largo del rodaje.

la-pasión-de-cristo
ATLANTA, GA – 25 DE FEBRERO: Un comprador pasa junto a una exhibición de mercancías “La Pasión de Cristo” en las tiendas Family Christian en Atlanta, Georgia, el 25 de febrero de 2004. La controvertida película de Mel Gibson se estrenó hoy. (Foto de Erik S. Lesser / Getty Images).

La icónica película, dirigida por Mel Gibson, tiene al actor Jim Caviezel como protagonista, que da vida a Jesús, ocasionó revuelo y transformó el catolicismo a más de uno al representar con tanta crueldad el tormento al que Cristo fue sometido.

mel-gibson
PASADENA, CA – 09 de enero: Mel Gibson posa con el Premio al Drama de Película Favorita por La Pasión de Cristo durante la 31a Anual de People’s Choice Award en el Pasadena Civic el 9 de enero de 2005 en Pasadena, California. (Foto por Carlo Allegri / Getty Images).

Su grabación estuvo marcada por una serie de acontecimientos extraños que aun persuadieron al propio Jim Caviezel y a los miembros del abanico de que había un sentido místico al hacer esa película.

Mel Gibson tenía claro que deseaba hacer una película realista, con lo que decidió que los diálogos de los personajes habrían de estar en latín, arameo y hebreo, idiomas que se charlaban en ese instante.

Cuando Jim Caviezel recibió la convidación para interpretar a Jesús, Gibson le advirtió que sería realmente difícil y que, si admitía, corría el peligro de ser marginado en Hollywood.

Tras pensarlo a lo largo de veinticuatro horas, el actor dio su contestación al director: “Creo que debemos hacerlo, aun si es bastante difícil. Y algo más, mis iniciales son JC y tengo 33 años. No tenía No me di cuenta hasta el momento “, respondió Gibson,” Me estás amedrentando “.

Jim-Caviezel
Jim Caviezel.

De esta forma empezó el reto que marcaría la carrera y la vida de Jim Caviezel. Previamente, el actor se reunió con el entonces Papa Juan Pablo II, quien le dio su bendición.

La tortura en La Pasión de Cristo

Resuelto a dotar a su interpretación como el Mesías cristiano de un mayor realismo, Jim Caviezel actuó en condiciones extremas que ocasionaron heridas por la interpretación de la tortura.

El actor debió levantarse todos y cada uno de los días a las 2 de la mañana, en tanto que le tomó 8 horas a fin de que su maquillaje estuviese listo para empezar a grabar a las diez de la mañana.

La grabación debió ser interrumpida algunas veces a fin de que el maquillaje fuera retocado, y si el tiempo hacía imposible proseguir, Jim Caviezel debía dormir utilizando maquillaje y después reiniciar la labor.

Los productos empleados para el maquillaje eran de altísima calidad y se aplicaban de forma perfecta para hacer que las heridas de Jesús pareciesen reales, por tanto, fueron bastante difíciles de quitar para el actor, que debió ducharse con agua muy caliente para conseguirlo.

No obstante, llegó a un punto en que se había vuelto prácticamente imposible eliminar el maquillaje y empezaron a aparecer ampollas dolorosas en su piel, eludiendo que descansase y durmiese.

A lo largo de la escena camino al Martirio, Jim Caviezel debió cargar una cruz de setenta kilos en su espalda. El peso del objeto era tan grande que acabó luxando su hombro, algo que fue grabado y es una parte de la película.

Cuando recrearon el instante en que los soldados romanos golpearon a Jesús, pusieron una placa de metal en la espalda del actor para resguardarlo de los golpes, no obstante, uno de los actores calculó mal y rasgó su piel al golpearlo, dejándolo sin aire.

“Estaba representando a Jesús, mas me sentí enfurecido como un diablo”, aceptó el actor frente al fallo de su compañero.

Lo peor es que el disparo ni tan siquiera funcionó, pues cuando cayó doblado por el dolor, la placa quedó expuesta y debieron disparar de nuevo. Días después, el fallo se repitió cuando otro actor lo golpeó donde había sido golpeado anteriormente.

El dolor hizo que el hombre se retorciese, haciendo que sus manos cortasen con los anillos de metal a los que estaban unidos. Cuando se aproximaron para asistirlo, vieron que su espalda tenía una herida abierta de treinta centímetros. Frente al miedo del actor a otro nuevo fallo, decidieron que los actores emplearían solo un mango de madera y recrearían digitalmente los látigos.

El instante de la crucifixión fue todavía más doloroso, puesto que el actor fue colgado de la cruz debido al deseo de Gibson de ser lo más realista posible. La grabación de esas escenas duró quince días en los que Jim Caviezel estuvo colgado a lo largo de horas.

A esto se añade que en ese instante era invierno en Italia, donde grabaron, con lo que el actor estadounidense, tras pasar tanto tiempo expuesto a bajas temperaturas cubiertas solo con un taparrabos, empezó a padecer ataques de hipotermia.

Estaba tremiendo tanto que debieron traerle 3 calentadores para asistirlo, lo que corría el peligro de quemarse los pies caso de que el tiempo cambiara ásperamente.

No podía comer, el frío congeló sus labios, pese a los intentos de los asistentes por reducir el frío, Jim Caviezel acabó contrayendo neumonía.

Una experiencia espiritual

Pese al gran tormento físico que padeció, el actor se sostuvo firme en su trabajo, que había asumido como una “experiencia espiritual“.

Cuando Gibson le preguntó si deseaba seguir, respondió: “Voy a proseguir. Esto es entre Dios y “.

Jim Caviezel estaba persuadido de que era su destino pasar por todo, tanto para conseguir una triunfante película ovacionada por la crítica para transformar a ciertos espectadores al catolicismo y, lo más esencial, reafirmar su fe.

Asevera haber sentido la “gran presencia” de Cristo en ciertos instantes de la grabación, lo que lo inspiró a rezar.

No deseo que la gente me vea. Solo deseo que vean a Jesús. Y mediante eso, se generarán conversiones. ”

Grabar esta película asimismo tuvo un profundo efecto en otros miembros del reparto. Por servirnos de un ejemplo, en el camino de la cruz, los extras contratados se arrodillarían si bien eso no estuviese en el guion.

El actor Pedro Sarubbi, que dio vida al ladrón Barrabás, liberado en vez de Jesús conforme la Sagrada Escritura, narra de qué manera al grabar esa escena sintió que no fue Jim Caviezel sino más bien Jesús mismo quien lo miró a los ojos, donde solo había ” clemencia y amor “Esta experiencia fue definitiva a fin de que se transformara al catolicismo.

El actor Luca Lionello, que interpretó a Judas y se declaró ateo, asimismo se transformó al catolicismo tras la filmación; confesó y asimismo bautizó a sus hijos.

Otros acontecimientos incomprensibles que ocurrieron en la grabación y que muchos atribuyen a algo divino fue la caída de 3 rayos en diferentes instantes. El instante más sorprendente fue cuando uno de los rayos cayó sobre el propio Jim Caviziel a lo largo de la secuencia del Sermón del Monte, que dejó su pelo absolutamente chamuscado.

El éxito de La Pasión de Cristo

Se requirieron 5 meses para hacer la grabación. Los frutos llegaron pronto: la película barrió la taquilla, colectando dólares americanos seiscientos once millones en el mundo entero, con 3 nominaciones a los premios Oscar a la mejor banda sonora, mejor fotografía y mejor maquillaje, si bien no ganó ninguna.

La polémica asimismo rodeó la película, que muchos apreciaron que tenía connotaciones antisemitas. Lo cierto es que más de quince años tras su lanzamiento, es una de las películas más conocidas y ovacionadas sobre Jesús.

Fuente: https://asapland.com/the-passion-of-christ-the-strange-things-that-happened-in-his-recording/36654/

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: