La Sirenita de Disney: el reclamo por inclusión forzada

Disney prosigue apostando por las versiones en acción real de sus tradicionales animados y tras estrenar las nuevas versiones de Alicia en el país de las maravillas, La hermosa y la bestia, Aladdin o la más reciente Pinocho, la próxima en estrenarse va a ser La sirenita el veintiseis de mayo de dos mil veintitres, y el pasado fin de semana ha vuelto a provocar la polémica.

Después de que Disney presente el primer adelanto del largo, en el que vemos a Encuentre Bailey en la piel de la Sirenita negra Ariel, que entona la canción primordial y atraviesa el océano, la polémica no tardo en llegar a causa del hecho de que el personaje animado sea interpretado por una actriz afroamericana.

La peligrosa disculpa de la «Inclusión forzada»

Con la disculpa de una supuesta «inclusión forzada», ciertas personas se han manifestado contra que a la joven sirena pelirroja de piel blanca y de ojos azules la interprete una actriz que no cumple con estas peculiaridades físicas. Estos reclamos han sido demasiado vehementes y rozan el racismo.

Hace unas semanas atrás el actor de House of the Dragon Steve Toussaint, que en la ficción interpreta a Corlys Velaryon, charló de los ataques que recibió en sus redes por interpretar al personaje.

«Semeja ser realmente difícil de tragar para la gente. Están felices con un dragón volando. Están contentos con el pelo blanco y los ojos de color violeta, mas ¿un negro rico? Eso está alén de los límites», explicaba el actor en una entrevista para Men’s Health. «Lo que ha sido fantástico es que para cada persona tóxica que se ha cruzado conmigo, ha habido otros muchos que me han apoyado mucho y han dicho: ‘Dios mío, no puedo aguardar, esto va a ser excelente», agrega Toussaint. «Aun cuando hacíamos ciertas escenas, había artistas de apoyo que aparecían y decían: ‘Es excelente tener esta representación'».

La realidad es que el cine durante su historia no ha dudado en mudar etnias y razas de personajes históricos y falsos (y en muchas ocasiones por una cuestión de color de piel han pasado inadvertidos). Vale rememorar el caso de Elizabeth Taylor como Cleopatra en mil novecientos sesenta y tres, que curiosamente va a ser encarnada próximamente por Gal Gadot. Aquaman fue otro personaje que cambio de etnia con respecto a lo se conocia en los comics y los dibujos animados, no obstante Jason Momoa no recibió ni de broma el trato que han recibido estos actores como Bailey o Toussaint.