meraxes

Meraxes

Meraxes fue uno de los grandes dragones de la Casa Targaryen a lo largo de la época de la Guerra de la Conquista. Fue montado por la reina Rhaenys Targaryen.

Meraxes fue un dragón, en ciertos escritos reseñado como hembra, cuyo cráneo era más grande que el de Vhagar, pero más pequeño que Balerion. Sus escamas eran plateadas mas sus ojos dorados. Se decía que Meraxes podía tragarse caballos enteros.

Meraxes nació de uno de los huevos de dragón preservados en Rocadragón a lo largo del Siglo Sangriento. Fue nombrado en honor a un antiguo dios del Feudo Franco de Valyria. Rhaenys Targaryen adoraba volar sobre Meraxes, lo hacía más que sus dos hermanos juntos, y su sueño era volar alén del Mar del Ocaso para descubrir sus misterios.

Meraxes, Balerion y Vhagar fueron utilizados por Aegon el Conquistador y sus hermanas para conquistar los 7 Reinos. Poco después del Desembarco de Aegon, el castillo de Rosby se rindió antes Rhaenys y Meraxes. Acompañaron a Orys Baratheon en su misión de someter a Argilac Durrandon, el último Rey de la Tormenta. En la travesía, los lores Fell, Errol y Buckler asaltaron a la avanzadilla de su ejercito, terminando con cientos y cientos de hombres. Tras agredir, se ocultaron en los bosques, pero Rhaenys liberó a Meraxes, quien levantó muros de fuego y convirtió los árboles en antorchas.

Gracias a Meraxes, Rhaenys proporcionó a Orys el número de oponentes y su disposición a medida que las huestes de Argilac se acercaba a ellos, de forma que fue capaz de preparara para el ataque. En la batalla famosa como la Última Tormenta, el viento y la lluvia los forzaron a continuar en tierra, mas aun sobre el terreno, Meraxes mató a muchos enemigos, siendo la vanguardia de Argilac y los caballeros de su guarda personal tragados por las llamas del dragón.

Si bien el rey Argilac murió en la batalla, su hija Argella Durrandon cerró las puertas de Bastión de Tormentas y se proclamó Reina de la tormenta. Sin embargo, Meraxes voló sobre los inconquistables muros de la fortaleza a fin de que Rhaenys parlamentase con sus defensores. Argella se negó a rendirse, mas sus hombres decidieron entregarla al enemigo.

La batalla que fue conocida como Campo de Fuego fue el único instante en la historia en que los tres dragones Targaryen atacaron al tiempo. Entre Meraxes, Vhagar y Balerion, cuatro mil hombres fueron quemados vivos. El rey Mern murió, y con él desapareció la Casa Gardener. Su ejército se disolvió y Aegon I resultó vencedor.

Meraxes asimismo estuvo presente en las Tierras de los Ríos ante el inminente ataque del Rey en el Norte Torrhen Stark. Posteriormente, Aegon se dirigió a Antigua y encomendó a Rhaenys que volase a Dorne para someterlo. Meraxes voló sobre las Montañas Rojas hasta Vaith, Bondadivina y la urbe de Los Tablones, mas todos los señores y soldados se habían marchado. Por último, se dirijió a Lanza del Sol, donde Rhaenys se reunió con la princesa Meria Martell, mas se vieron obligados a irse sin completar su misión.

Los Targaryen volvieron a Dorne poco después. El primer asalto fue liderado por Rhaenys, quien con Meraxes calcinó Los Tablones a lo largo de su camino a Lanza del Sol. La guerra se prolongaría durante años.

Rhaenys y su dragón Meraxes murieron en Dorne, en concreto en Sotoinferno, siendo el dragón alcanzado por saetas de hierro disparadas desde un escorpión. Años más tarde el príncipe Nymor Martell mandó como prueba de buena voluntad el cráneo de Meraxes para que, junto con otros dieciocho cráneos de dragones Targaryen, fuera empleado para adornar la pared del salón del trono en la Fortaleza Roja. Tras la Guerra del Usurpador, el rey Robert Baratheon ordenó retirarlos y fueron guardados en las mazmorras.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *