rhaella-targaryen

La reina Rhaella Targaryen fue hija del rey Jaehaerys II Targaryen y su hermana esposa, la reina Shaera Targaryen. A instancias de su padre, se convirtió en esposa de su hermano Aerys. Rhaella murió dando a luz a su última hija, la princesa Daenerys.

Nacida aproximadamente en 245 d.C., la princesa Rhaella fue hija del entonces príncipe Jaehaerys Targaryen y su hermana esposa, la princesa Shaera. Tuvo solo un hermano, el príncipe Aerys.

Cuando era aún una princesa, sus damas de compañía incluían a Joanna Lannister y a la madre del príncipe Doran Martell. Joanna había llegado a la capital en doscientos cincuenta y nueve d.C. para asistir a la coronación de Jaehaerys II Targaryen y se quedó como doncella de la princesa Rhaella.

Antes de casarse, la princesa Rhaella estaba locamente enamorada de Ser Bonifer Hasty, quien llevó su prenda y ganó un torneo, nombrándola Reina del Amor y la Belleza. Tuvieron un breve mas apasionado romance hasta el momento en que Ser Bonifer fue considerado de muy bajo nacimiento para una princesa Targaryen.
Boda de Aerys II

Por instancia de una hechicera de los bosques amiga de Jenny de Piedrasviejas, el entonces príncipe Jaehaerys decidió casar a sus hijos adolescentes; el rey Aegon V, en disconformodidad, se lavó las manos frustrado. Conforme con Ser Barristan Selmy, no había cariño entre Aerys y Rhaella en el día de su matrimonio.

Tras la Desgracia de Refugio Estival, ocurrida en 259 d.C. y donde murieron el rey Aegon V y su hijo mayor, el príncipe Duncan el Pequeño, Aerys se convirtió en el príncipe heredero, con Rhaella como su futura reina. El mismo día de la tragedia, Rhaella dio a luz a su primer hijo, Rhaegar. Aerys y Rhaella eran jóvenes y se adelantó que tendrían muchos hijos, cuestión de vital relevancia en ese momento, cuando los posibles herederos de la Casa Targaryen habían disminuido a un número alarmante.

El matrimonio entre Rhaella y Aerys fue muy infeliz. Si bien Rhaella hacía la vista gordita a la mayoría de las infidelidades de su esposo, la reina no podía soportar que convirtiera a sus doncellas en sus amantes. La relación entre el rey y la reina se hizo todavía más tensa siendo Rhaella inútil de dar a Aerys más hijos. La reina Rhaella tuvo abortos involuntarios en 263 y 264 d.C., seguido por la princesa Shaena, nacida fallecida en doscientos sesenta y siete d.C. El príncipe Daeron, natural de doscientos sesenta y nueve d.C., subsistió solo medio año. Luego vino otro pequeño nacido muerto en doscientos setenta d.C., otro aborto involuntario en 271 d.C. y el príncipe Aegon, nacido dos meses prematuro en 272 d.C. y fallecido al año siguiente. Al principio, el rey consoló a Rhaella en su dolor pero con el tiempo su compasión se volvió sospecha. Para 270 d.C., el rey Aerys II había decidido que la reina le era infiel y que esa era la razón de que no pudiese darle otro hijo; afirmó que ninguno de los pequeños nacidos fallecidos, abortos y bebés fallecidos habían sido engendrados por él, diciéndole a su Consejo Privado que:

Los dioses no dejarán que un bastardo se siente en el Trono de Hierro.

A partir de entonces, Aerys II prohibió a Rhaella salir del Torreón de Maegor y dictaminó que dos septas compartirían su cama cada noche a fin de que la reina continuara fiel a sus votos.

A lo largo de los años siguientes el comportamiento del rey Aerys II se hizo poco a poco más errante, si bien pareció disminuir en 274 d.C. cuando la reina Rhaella dio a luz a un hijo. Tan profunda fue la alegría de Aerys que pareció restaurar su antiguo carácter. No obstante, el príncipe Jaehaerys murió después ese año, sumiendo a Aerys en la desesperación. En su rabia decidió que la nodriza del príncipe era la culpable de su muerte y degolló a la mujer. No mucho más tarde Aerys anunció que Jaehaerys había sido envenenado por su propia amante, la joven y bonita hija de uno de sus caballeros. El rey hizo torturar a la chica y a todos sus parientes; ya antes de morir todos confesaron el asesinato aunque los detalles de sus confesiones no coincidían.

En doscientos setenta y cinco d.C. el rey Aerys ayunó durante quince días y también hizo una “travesía de arrepentimiento” por toda la ciudad hasta el Gran Septo de Baelor para rezar con el Septón Supremo. A su regreso, el rey anunció que de ahora en adelante sólo dormiría con su lícita esposa, la reina Rhaella. Esta nueva lealtad fue aparentemente bien recibida por la Madre puesto que al año siguiente la reina Rhaella dio al rey otro hijo. El príncipe Viserys, natural de 276 d.C., era pequeño mas robusto y más bello que cualquier pequeño que Desembarco del Rey hubiera visto nunca. Sin embargo, el nacimiento del príncipe Viserys no consiguió cambiar el comportamiento del rey; se volvió incluso más obsesivo y miedoso, llegando a poner caballeros de la Guarda Real para cuidar que nadie tocara al bebé sin su permiso, ni siquiera la reina Rhaella.

En doscientos ochenta d.C., cuando el príncipe Rhaegar volvió a la Fortaleza Roja para presentar a sus padres a su primera hija, la princesa Rhaenys, la reina Rhaella acogió al bebé con cariño mientras que el rey Aerys se rehusó a tocar o sostener a la pequeña, quejándose de que “olía a dorniense”.

En años siguientes, la relación entre Rhaella y su esposo se estropeó. Sólo dormían juntos cuando Aerys había ejecutado y quemado a alguna persona; Jaime Lannister recordaba que quemar a alguien siempre y en todo momento excitaba a Aerys. La última vez fue cuando Aerys quemó a Lord Qarlton Chelsted; Ser Jaime escuchó a Rhaella plañir mientras era abusada. Al día después fue enviada a Rocadragón para escapar del inminente sitio de Desembarco del Rey por los rebeldes a lo largo de la Guerra del Usurpador. Sus doncellas dijeron que había hematomas, marcas de mordidas y rasguños por todo el cuerpo de la reina.

En Rocadragón la reina se enteró que estaba encinta. Cuando la capital cayó un par de semanas después, , su hijo nonato y el pequeño príncipe Viserys eran los últimos sobrevivientes conocidos de la Dinastía Targaryen. Cuando se tuvieron noticias sobre el saqueo de Desembarco del Rey, Rhaella proclamó rey a Viserys. La reina pasó todo su embarazo en Rocadragón, donde dio a luz a su segunda hija, Daenerys. Murió poco tras el estrés producido por el parto.

Carlos Represas

Content Writter en Juego de Dragones.

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Rhaella Targaryen y Shaera tuvieron dos hijos, el príncipe Aerys II y la princesa Rhaella. Por instancia de una bruja de los bosques amiga de Jenny de Piedrasviejas, el príncipe Jaehaerys decidió desposar a sus hijos; el rey Aegon V se lavó las manos, frustrado. […]

  2. […] y Shaera tuvieron 2 hijos, el príncipe Aerys y la princesa Rhaella. Por instancia de una hechicera de los bosques amiga de Jenny de Piedrasviejas, el príncipe […]

  3. […] nacen de las relaciones interfamiliares: es el caso de Aerys II, casado con su hermana Rhaella. En verdad, tendría mucho sentido que la insensatez de los Targaryen derivase de sus relaciones […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *